Uno de los principales dolores de cabeza y KPI fundamental de cualquier SaaS es el Churn Rate, o en castellano, la tasa de cancelación de clientes, que no es más que una forma de medir el número de personas que empiezan o dejan de pagar una suscripción a lo largo de un período específico de tiempo.

Continue reading