Final de The Walking Dead

The Walking Dead

Hace unos días finalizó en Estados Unidos la primera temporada de The Walking Dead, la serie que prometía adaptar a la pequeña pantalla el exitoso cómic homónimo de Robert Kirkman. El episodio piloto ofreció todo lo que prometía el primer tráiler de la serie: lealtad al guión original, pero sin sumisión, unos valores de producción altos, buenas interpretaciones… Sin embargo, en los cinco episodios siguientes de esta primera temporada han ido aflorando unos defectos que personalmente me han hecho dudar de si la serie volverá a tener la calidad de su piloto.

Sin duda gran parte de los problemas de The Walking Dead han tenido que ver con la brevedad de esta primera temporada. Seis episodios es muy poco tiempo para contar cosas y, al mismo tiempo, presentarnos a los personajes. Si a eso le sumamos algunas variaciones en el guión muy poco acertadas, lo único que se consigue es ir alejando al espectador de lo que está viendo.

El gran éxito de los cómics de The Walking Dead, que llevan editándose mensualmente desde finales de 2003 y cuentan con una legión de fans, es que son muestran un mundo brutal y devastado donde personas normales acaban convertidas en animales capaz de hacer cualquier cosa por sobrevivir. No hay ningún tipo de concesión y es mejor no cogerle demasiado cariño a un personaje porque la esperanza de vida es muy breve. Lo único que importa a los personajes es sobrevivir ellos y sus seres queridos.

En la serie creada por Frank Darabont todo eso se ha suavizado y se le ha intentado dar un toque diferente. Por ejemplo, en el cómic no se dedica demasiado tiempo a las razones por las que los muertos han empezado a andar. En la serie los dos últimos episodios de la temporada se han centrado no sólo en la supervivencia, sino también en obtener ese tipo de respuestas. Puede parecer una pequeña diferencia, pero sólo con ese matiz se ha cambiado por completo el tono de la serie. Si en los cómics vemos algo parecido a The Road, digamos que la serie ha querido jugar a ser Perdidos (con flashback incluido) pero sin saber hacerlo.

Tampoco han ayudado los toques de ciencia ficción del CDC, el ordenador parlante, la cuenta atrás, la autodestrucción… nada de eso está en los cómics. Con esto no quiero decir que la serie deba seguir al pie de la letra los guiones de Kirkman, pero si innova, al menos que se esfuercen en que esos cambios merezcan realmente la pena.

De momento ya hay una segunda temporada de The Walking Dead confirmada y parece que han largado al equipo de guionistas, así que quizá todavía quede esperanza si deciden acercarse más al cómic y asumir los riesgos que implica hacer una serie claramente para adultos y capaz de derribar todos los tabúes sociales que se os pasen por la cabeza.

1 comentario

  1. Me encantó esta seríe, el primer episodio me llamó la atención, lastima que fue muy corta la primera temporada 😀

Los comentarios están cerrados.

© 2020 Online

Tema por Anders NorénSubir ↑