Mark Zuckerberg - La red social

La red social (The Social Network), la película que cuenta cómo fue la creación de Facebook y que ha servido para presentar al gran público a Mark Zuckerberg, está triunfando en la taquilla de todo el mundo. Todo el que la ve la recomienda a sus conocidos y muchos alaban el trabajo de su director, David Fincher (Seven, Zodiac), de su guionista, Aaron Sorkin, y de los actores principales: Jesse Eisenberg, Andrew Garfield y Justin Timberlake.

A mí también me ha gustado La red social, como ya me gustó anteriormente el libro en el que se basa, Billonarios por accidente (The Accidental Billionaires) de Ben Mezrich. Sin embargo, después de disfrutar de ambas manifestaciones de una misma versión (principalmente la de Eduardo Saverin y los Winklevoss), me he preguntado muchas veces cómo contaría el propio Mark Zuckerberg la historia de la creación de Facebook y en qué diferiría ésta de lo que ya conocemos.

Por desgracia, Zuckerberg no se ha prestado a ello, pero sí que ha hablado ya de lo que le ha parecido la película en una entrevista realizada este fin de semana ante un numeroso público. El fundador y CEO de Facebook asegura que la principal diferencia entre la película y la realidad es que su creación no tuvo nada que ver con impresionar a una chica. Según Zuckerberg, los cineastas no pueden comprender que alguien quiera crear algo por el mero hecho de hacerlo.

En lo que sí parece que la película está muy acertada es en la elección del vestuario del protagonista, ya que Zuckerberg reconoce que tiene todas las camisetas y sudaderas con las que su yo en la ficción aparece en La red social.