Seguro que habéis oído hablar de fotografías con exposiciones largas, muy largas o tremendamente largas (de varios minutos), pero al menos yo, es la primera vez que he oído hablar de una fotografía con una exposición de varios meses, concretamente 6 meses para ver la ruta que sigue el sol.

Se trata de un experimento que podemos hacer en casa, y cuyo resultado es la foto superior extraída del blog de Ben Fry, eso si, habrá que elegir bien el sitio para no moverlo durante muchísimo tiempo.

Vía Kottke