Microsoft ha revelado que cerca de 30,000 empleados han estado probando Windows 8 Release Preview en más de 30,000 máquinas. Las cifras, una instantánea desde mediados de julio, son parte de la evaluación dogfooding de Microsoft – un proceso en el que una empresa utiliza su propio producto para probarlo antes de su liberación.

Microsoft, con regularidad prepara internamente dogfood builds para sus próximos software products – incluidos productos de Internet y Office 2013.

El equipo IT interno de Microsoft soportó plenamente la implementación de Windows 8 Preview Release que ofrece, auto-ayuda, help desk y comunidades en línea para proporcionar asistencia a los empleados.

La compañía proporcionó al senior staff y a los ingenieros, 75 dispositivos con Windows To Go – que contiene una nueva versión de Windows 8 en un dispositivo USB.

No es de extrañar ver a Microsoft probar su propio software internamente. El hecho de que casi un tercio de los 94,290 empleados de la compañía probaran Windows 8 en su fase beta, demuestra su seriedad sobre el sistema operativo.

El gigante del software se enfrenta ahora a una gran lucha por convencer a los business users que la actualización a Windows 8 vale la pena.

Windows 7 ya está funcionando en el 50 por ciento de todos los escritorios de la empresa, una cifra impulsada por los 630 millones de copias que se han vendido en general. El valor de la nueva interfaz de usuario de Windows 8 se está debatiendo en todos los círculos de la empresa y consumer IT.

Ahora que el desarrollo de Windows 8 se ha completado, la atención se centra en el marketing o comercialización – algo que empezaremos a ver en las próximas semanas.

VÍA: ZDNET