MarketResearch.com ha publicado un nuevo informe que pone de relieve el hecho de que muchas organizaciones del mundo del sector de la defensa esperan que en los próximos 12 meses sus presupuestos en lo que a seguridad cibernética se refiere, aumenten en un promedio del 6%.

Las cifras de la “Global Defense Survey 2012: Cyber Warfare in the Defense Industry, Threats, Opportunities, Demand and Key Markets” muestran que el 11 por ciento de las agencias esperan un aumento de más del 25 por ciento.

El mismo porcentaje proyecta un aumento de entre el 10 y el 25 por ciento, mientras que una quinta parte de los encuestados reveló que tienen la esperanza puestas en que sea un crecimiento de entre el 5 y 9 por ciento. El siete por ciento proyecta un incremento de menos del 5%.

Mientras que la mitad de las defense companies que han participado en la investigación no esperan ningún cambio, existe un 2 por ciento que se muestra pesimista en lo que respecta a su presupuesto de seguridad cibernética. Ellos creen que la cantidad de dinero que se les va a permitir gastar, disminuirá alrededor del 10 y 25 por ciento.

Para la seguridad cibernética, las organizaciones del buyer segment state planean gastar más en cortafuegos, sistemas de detección de intrusos, tecnología de encriptación y software antivirus.

Un considerable porcentaje de compradores y proveedores creen que la guerra cibernética es una amenaza real y casi la mitad de los encuestados [por ambas partes] la ven como el sector clave para registrar el crecimiento de este año.

Sin embargo, el 19 por ciento afirma que la cyber warfare (guerra cibernética) está «sobrevalorada y politizada» debido a la enorme oportunidad de mercado para las empresas de seguridad.

Como era de esperar, de acuerdo con representantes de la industria, los Estados Unidos y China están compitiendo por el título de » top spender » cuando se trata de servicios de seguridad cibernética y de productos, seguidos por Rusia y el Reino Unido.

Proveedores de defensa dicen que EE.UU., el Reino Unido, China y Alemania serán muy probablemente sus mejores clientes.

A nivel mundial, el presupuesto asignado a los contratistas de la defensa de cada año es alrededor de 2 millones de dólares (1,5 millones de euros).

VÍA: MARKETWIRE