Hasta ahora, Netflix ha dependido de otras empresas para hacer el trabajo pesado para la entrega o el suministro de sus servicios de video streaming en Internet – utilizando las redes de distribución de contenido (CDN) como Akamai, que se especializa en conseguir PB (petabytes) de forma masiva de datos suministrados a tu ISP, sin bottlenecks (cuellos de botella).

Netflix acaba de anunciar el ” Open Network Connect “, su propio CDN para la entrega de los “miles de millones de horas al mes” de vídeo que fluye a los ISPs.

La compañía también está ofreciendo su diseño de hardware y el código abierto de su software para que otras empresas puedan usarlo.

Netflix dice que en la actualidad, está utilizando Open Connect Network para repartir alrededor de un 5 por ciento de su vídeo a proveedores de Internet.

Como medida de ahorro, el movimiento tiene sentido: actualmente Netflix es sin duda alguna, lo suficientemente grande como para justificar que tiene su propio CDN en lugar de pagar a terceros.

FUENTE: NETFLIX (BLOG)