El lector de ebooks Kindle tiene unas cuantas ventajas frente a las pantallas LCD. Tener un Kindle es algo parecido a tener una hoja de papel entre tus manos y, ¿qué vamos a decir de la energía que gasta el lector? Pues poco, porque el lector de libros electrónicos sólo consume cuando uno cambia de página o sea, nada, con lo que la batería puede durar semanas.

Solamente con esta eficacia del aparato, la compañía estadounidense Amazon podría estar pensando en agregar al dispositivo una fuente de luz a sus pantallas.

Hay rumores pululando por ahí que dicen que dicha pantalla podría iluminarse desde fuera con una luz blanca o azul. Esta luz sería muy suave y nada molesta vamos, que no tendríamos que preocuparnos por el deslumbramiento o salir medio ciegos tras haber estado leyendo.

Esta tecnología de Amazon está desarrollada por una compañía -comprada por la empresa- que se ocupa taxativamente a ello.

El dispositivo Kindle no tiene ningún problema. Solo podemos decir que el simple hecho de que Amazon quiera agregarle luz a sus pantallas, traería consigo un mayor consumo de batería con lo que su capacidad se vería reducida. Aunque quién sabe, quizás Amazon lo haya tenido en cuenta.

FUENTE: TechCrunch