Desde hace unas horas, la regulación conocida como SOPA de Irlanda -que permite a los titulares de derechos de autor obligar a los proveedores de Internet a bloquear los sitios web que crean- se ha aprobado como nueva legislación. La producción de Estados Unidos consigue introducir en Europa lo que no ha podido en su propio país.

Parece que las influencias de la industria del entretenimiento -incluida la demanda de la propia EMI contra el gobierno irlandés en enero por no llevar adelante una ley que de plenos poderes a los titulares- finalmente ha dado sus frutos.

La nueva legislación permite que los titulares decidan sobre los ISPs autorizándoles la obtención de una orden judicial contra aquellos supuestos sitios que consideren infractores del copyright es decir, un instrumento legal que permitirá que los titulares busquen todo tipo de mandamientos judiciales contra las empresas que consideren oportunas a través de los proveedores.

Una de las plataformas más activas en el país que ha estado luchando contra su aprobación fue Stop SOPA Ireland, un grupo que hace solo unas horas ha dejado claro en lo que se convertirá el espacio digital en el país:

Podemos esperar que la industria de la música inicie de inmediato la búsqueda de medidas cautelares contra los ISPs para que bloqueen el acceso a partes de la red. Podemos esperar lo peor.

Mientras, el ministro en Investigación e Innovación del país, Sean Sherlock, insiste en que esta interpretación final del proyecto de ley,  ésta es más limitada que las propuestas anteriores aparte de acercarse a la postura del Tribunal de la UE.

Esto hace parecer que esta nueva ley choca con la UE y por otro lado, que sea esta razón por la que se incluye que los titulares puedan solicitar la fuerza de los ISPs a través de una orden judicial.

Tras aprobarse la nueva legislación y ver el descontento generalizado, Sean Sherlock ha hablado de una revisión de los términos del copyright en el país:

El Tribunal Superior tiene ahora una orientación importante para aplicar la medida. La Corte asegurará que toda medida apoye a los proveedores para llevar a cabo sus negocios. Deberán asegurarse de que las medidas aplicadas son justas y no innecesariamente complicadas.
Ahora es importante que todas las partes interesadas se reúnan y trabajen de manera conjunta y constructiva para trazar el camino sobre el copyright. Es importante que la legislación aprobada sea estudiada por todas las partes interesadas, que se eliminen las barreras a la innovación que atañen a los derechos de autor.

La mejor opción hubiese sido consultar y debatir antes de dar el visto bueno a  una ley así ¿verdad? Es patético que la censura se instale en Europa mientras que en Estados Unidos ni siquiera se ha podido aprobar.

Fuente: Alt1040