Según Cio.com, algunos hackers están utilizando (aparentemente) Google Pages para almacenar troyanos (vía)