Apoyo a Wikileaks

Julian Assange y Wikileaks no son del agrado de muchos gobiernos, ya que filtran información que según ellos no debería estar disponible al público. Gracias a eso, Julian Assange ha pedido en gran parte su libertad y las cuentas donde Wikileaks recibe donaciones han sido bloqueadas.

Wikileaks se está quedando sin dinero. Así que les es difícil seguir operando y por eso Julian Assange ha anunciado que harán una pausa en la publicación de la información y se concentrarán en pelear contra el bloqueo que les han impuesto las instituciones financieras, que según ha dicho Assange son los siguientes: Visa, Master Card, The Bank of América, PayPal y Western Union.

Wikileaks todavía puede recibir donaciones, y aunque los canales para transferencias de dinero más populares están bloqueados, todavía hay dos bancos que les permiten recibir dinero por medio de transferencia directa: Germany’s Commerze Bank, y Iceland’s Landsbankinn. También se pueden hacer donaciones vía digital por medio de una transferencia de BitCoins.

En un video, Julian Assange habla sobre lo que hace Wikileaks y sobre la situación financiera en la que se encuentra. Les traduzco una parte de lo que dice:

“Ahora enfrentamos nuestro más grande reto: un bloqueo políticamente motivado de nuestras cuentas bancarias, Liderado por Visa, MasterCard, PayPal, Western Union y the Bank of America.

Este bloque nos ha dejado con solo el 5% de nuestro financiamiento. Ha borrado exitosamente 95% de tu apoyo.

Wikileaks está basado completamente en el apoyo del público. Todo lo que hacemos depende de ti. Pero estas compañías politizadas creen que tienen el derecho de prohibirte votar con tu billetera, quieren que pares de apoyar la causa en la que crees. Nuestra red es más fuerte que nunca, tenemos miles de revelaciones pendientes, pero el trabajo de Wikileaks consume muchos recursos. No podemos permitir que estos bancos controlen nuestra vida, y por eso hemos decidido poner todos nuestros esfuerzos en pelear contra estas instituciones financieras corruptas. Únete a nuestra lucha, Wikileaks te necesita.”

 

Lo peor de todo esto es que esto es un triunfo para las instituciones financieras y para los Gobiernos que quieren callar a Wikileaks. Poco a poco fueron secando la fuente de recursos de su enemigo, sitiaron virtualmente a Wikileaks y la consecuencia es esta: Wikileaks dejará de hacer el trabajo para el que fue creado, esperemos que temporalmente, y se tendrá que concentrar en hacer otras cosas que no tendrían que estar dentro de sus actividades.

Aunque me parece que Assange y Wikileaks no podrían tener mejor “timing”. Si hay un buen moento para pelear contra los bancos es ahora, ya que el mundo se ha levantado en protestas contra los sistemas financieros, y que una organización como Wikileaks se una a esa batalla puede ayudar mucho a fortalecer protestas como #OccupyWallSt, #15O y todas las variantes de ellas que se están dando mientras yo escribo y ustedes leen.

Vía | Mashable.