Ultrabook de Acer

El año que viene tendremos varias ultrabooks entre nosotros. La Aspire S3 es una de ellas. La ultrabook de Acer, que es la primera de varias que la compañía pretende lanzar, estará disponible a partir de la próxima semana en los Estados Unidos y Acer ha dado más detalles sobre ella.

Lo primero que hay que destacar es el precio. Se sabía que las ultrabooks tendrían un precio por debajo de los $1,000 dólares, pero se pensaba que estarían muy poco por debajo de ese precio, es decir, $999 dólares, al igual que su competidora más fuerte, la MacBook Air de Apple. Ahora sabemos que en los Estados Unidos, la Acer Aspire S3 costará $899 dólares.

Por ese precio se podría pensar que las especificaciones técnicas no serían de lo mejor. Pero creo que sí lo son, por lo menos para competir fuertemente en su mercado.

La Aspire S3 tendrá una pantalla de 13.3 pulgadas con una resolución de 1366×768, correrá con Windows 7 Home Premium, procesador Core i5-2467M y 4GB en RAM. Otra de las cosas que llaman la atención sobre esta ultrabook es que tendrá ambos, Disco Duro (HHD) y Memoria de Estado Sólido (SSD). Es decir que para hacer que la Aspire S3 tenga un inicio rápido, se le ha instalado una memoria SSD de 20 GB, pero para que el usuario tenga una mayor capacidad de almacenamiento, tendrá un disco duro de 320 GB.

La ultrabook de Acer tendrá ranura para memoria SD, entrada para micrófono, dos puertos USB y salida HDMI. El espesor y el peso de esta portátil es muy parecido el de la MacBook Air, aunque ligeramente mayor en los dos campos.

Las ventajas son evidentes, la Aspire S3 tendrá mejor precio, mayor capacidad de almacenamiento y especificaciones técnicas similares al modelo de 13 pulgadas de la MacBook Air, el cual tiene un precio de $1,299 dólares en su versión más barata.

Esta portátil se ve muy bien, incluso podría decir que mejor que la MacBook Air si no tuviera Windows 7. Sin embargo, Windows 8 está en camino y también se ve muy bien, habría que ver si la combinación llega a darse, y si Windows 8 es lo que parece ser, en ese caso regresaría gustoso a los brazos de Microsoft y me compraría una ultrabook, aunque para saber eso tendremos que esperar hasta el proximo año cuando Windows 8 sea lanzado.

Vía | TechCrunch.