El buscador francés 1PlusV, ha demandado a Google por prácticas anti-competitivas. Justo una semana después de que Google confirmó que está siendo investigado por el gobierno de los Estados Unidos por las mismas razones.

La demanda dice que Google usa su dominancia en el mercado para enterrar las búsquedas de sus competidores mientras promueve injustamente sus propios servicios.

Según dice 1PlusV, Google penalizó a 30 de sus páginas de búsqueda entre 2007 y 2010, haciendo difícil la competencia para la compañía. Además, el buscador francés también se queja de tener que usar la tecnología de Google para poder usar Adsense.

En total, los de 1PlusV piden una compensación por daños de € 295 millones. Google ha declarado que desea explicar esto.

Las sospechas de que Google le da preferencia a sus servicios en sus resultados de búsqueda no son nada nuevas. Desde hace tiempo que medios y analistas han traído el tema a la mesa por diferentes razones. Es posible que Google haga lo anterior, lo mismo que es posible que no lo haga, pero es sano que se investiguen estos casos, ya que Google domina abrumadoramente el tema de las búsquedas en Internet y sería fácil para ellos caer en la tentación de incurrir en prácticas monopólicas.

Vía | Engadget.