Un estudio hecho por Blaze.io, ha dado como resultado que los teléfonos con Android son más rápidos, a la hora de descargar páginas web, que los iPhones.

La muestra fue de 40 mil páginas web descargadas. Android descargó las páginas 52% más rápido que su rival el iPhone.

Los aparatos que fueron usados para hacer este estudio: Nexus S con Android 2.3, Samsung Galaxy S con Android 2.2, iPhone con iOS 4.3 y 4.2. Las página de muestra fueron descargadas, por cada dispositivo, tres veces.

Lo realmente interesante del estudio, fueron las conclusiones a las que llegaron después de hacer las pruebas. Conclusiones que causaron sorpresa y que no tienen mucho que ver con la competencia de Android vs. iPhone, ya que se asumían muchas cosas que deberían ser en teoría, pero que en la realidad funcionan diferente.

Según Blaze.io:

Asumimos que especificaciones similares en los aparatos haría que los teléfonos con Android y iPhone tuvieran desempeños iguales. Asumimos que un motor Javascript más rápido, da como resultado un navegador más rápido. Asumimos que una red 3G sería más lenta que una red Wi-Fi, incluso bajo buenas condiciones.

Todas estos supuestos se probaron falsos cuando en realidad se midieron esos escenarios. Sin mediciones, no sabes cuándo y dónde tienes que hacer las optimizaciones.

Otra de las cosas que resalta, es que la optimización de Javascript tiene poco impacto en la velocidad a la que se descargan las páginas web. Al parecer JavaScript ya está tan optimizado, que no tiene una influencia real en la velocidad de los aparatos, es decir, que por más que un aparato mejore su motor Javascript, el provecho que le sacará será muy cercano al máximo, incluso con un motor que no haya sido optimizado en extremo.

Las estadísticas tienen una flexibilidad sorprendente, pueden ser torcidas al grado de que los números terminen indicando hacia cualquier parte. Es por eso, que les dejo el enlace al estudio de Blaze.io (el enlace es a un documento PDF, así que puede tardar en descargar), para que ustedes lo analicen y decidan.

Fuente: Wired.